VAMOS por las ciudades que merecemos

Durante las últimas tres décadas, el aumento de la población costarricense, y la creciente brecha social, ha causado que se expanda la mancha urbana y la creación de espacios cada vez más segregados.

Esto tiene consecuencias sociales y ambientales amplias, no solo en la prestación de servicios sino en la misma interacción entre las personas. Por esta razón, atender la apropiación de espacios públicos y sus opciones de transporte es cada vez más urgente para promover modelos inclusivos y de buena calidad para toda la población.

En VAMOS creemos que las ciudades deben ser lo más compactas posible, orientadas al uso y disfrute de la población. Es particularmente importante la promoción de espacios de interacción social, especialmente en barrios en situación o condición de vulnerabilidad, así como en las áreas de mayor aglomeración constante de personas.

Mientras se promueven las mejoras en estos espacios públicos, se hace imperativo el establecimiento de formas de transporte masivo modernas, seguras e intermodales. La mejora en la movilidad está directamente relacionada con la calidad de vida de miles de personas que deben convivir con malos servicios, horas de tráfico y contaminación.

Con opciones de movilidad adecuadas se le permite a la población trasladarse en forma rápida, segura y económica, por lo que no sólo las personas contarán con más tiempo libre de calidad, sino que se desincentiva el uso del vehículo particular. Desde el primer día en la Asamblea Legislativa vigilaremos que se ejecuten sin más demoras: el programa de sectorización de autobuses, el pago electrónico y la instalación de carriles exclusivos para transporte público.

Desde VAMOS impulsaremos proyectos que consoliden la propuesta de ciudad compacta, incluyendo aquellos que mejoren el acceso a crédito y vivienda para personas de diferentes estratos socioeconómicos. Además, promoveremos la transversalización de las perspectivas de género y seguridad en el diseño urbano, el desarrollo inmobiliario y la movilidad.

Las medidas que proponemos no solo permitirán disminuir nuestros tiempos de desplazamiento, sino que son fundamentales para reducir nuestra huella de carbono y consolidar un modelo de desarrollo más sostenible.